Geografía

Localización.
Navas del Madroño, municipio de la provincia de Cáceres, situado a 37 Km. de la capital provincial. Proviene su nombre de la existencia de dicho arbusto en épocas pasadas. Hasta el siglo XIX era conocido como Ventas del Madroño, de donde proviene el gentilicio de "venteros" aplicado a sus habitantes. La localidad es también conocida como "el pueblo de las chimeneas" debido a la existencia de un significativo número de chimeneas de gran tamaño, elemento arquitectónico necesario para la curación de las tradicionales matanzas y que resalta en la vista panorámica desde los alrededores.
La localidad está encuadrada dentro de la Comarca de Alcántara y pertenece a la Mancomunidad de Municipios Tajo-Salor y al Grupo de Acción Local TAGUS.
Partido Judicial de Navas del Madroño: Cáceres.
Población.
La población total a 01-01-2007 es de 1529 habitantes.
Extensión.
Tiene una superficie total de 112,29 km². Limita al Norte con Garrovillas de Alconétar, al Este con Casar de Cáceres, al Sur con Arroyo de la Luz y al Oeste con Brozas, Villa del Rey, Mata de Alcántara y Alcántara.
Coordenadas geográficas.
Sus coordenadas geográficas son: 39° 37' 31¿ de latitud Norte y los 6° 38' 55¿ de longitud Oeste.
Geología.
Geológicamente, el término se encuentra dentro del Macizo Hespérico o Hercínico. El relieve resulta ondulado debido al encajonamiento de la red fluvial en el sustrato. Los materiales predominantes son las pizarras y los granitos que en ocasiones se aparecen en grandes masas.
Topografía.
El paisaje está caracterizado por suaves colinas formadas por rocas graníticas de grano grueso con dos micas (biotita y moscovita). Topográficamente lo más destacable es la Sierra de Santo Domingo, situada en el extremo SE del término municipal, que transcurre paralela a la gran fractura tectónica del río Araya. La altitud media es de 428 metros sobre el nivel del mar, y su altitud máxima se encuentra en la llamada Cabeza de Araya, con 518 metros. Otras elevaciones son el Cerro de la Herrería con 495 m.
La pluviosidad media es de 460 litros por m2, siendo la estación más lluviosa el invierno y la más seca el verano. El término municipal está recorrido por arroyos que o bien vierten al río Tajo, como el Alcalfe (que nace en los alrededores del pueblo), el Rehana (que nace en La Herrería y es el principal aporte de agua al pantano de abastecimiento de Navas del Madroño) y la Rivera de Santo Domingo (que nace en la Cabeza de Araya), o bien vierten al río Salor, como el Jumadiel (que nace en la Fuente de los Caballeros). Son abundantes los afloramientos de agua potable en forma de fuentes y pozos; entre las primeras destacan la Nacivera (actualmente no está recomendado el consumo de su agua) y la Zarcita y entre los segundos, el de Lobón y el de Patos.
Climatología.
Clima de tipo mediterráneo. La temperatura media anual es de 16,4 ºC. Los inviernos son suaves, con una temperatura media de 8,2 ºC, y los veranos secos y calurosos, la temperatura media estacional es de 25,4ºC.
Hidrografía.
El término municipal está recorrido por arroyos que o bien vierten al río Tajo, como el Alcalfe (que nace en los alrededores del pueblo), el Rehana (que nace en La Herrería y es el principal aporte de agua al pantano de abastecimiento de Navas del Madroño) y la Rivera de Santo Domingo (que nace en la Cabeza de Araya), o bien vierten al río Salor, como el Jumadiel (que nace en la Fuente de los Caballeros, y se embalsa en dos charcas situadas en el término de Brozas). Hacia el Oeste de la localidad, la escorrentía se canaliza hacia la Rivera de la Mata, encontrándose las cabeceras de los embalses de Greña y Vegas altas, así como el que suministra agua potable a la vecina localidad de Brozas. Son abundantes los afloramientos de agua potable en forma de fuentes y pozos; entre las primeras destacan la Nacivera, la Zarcita , el Lobón ,Patos, la Fuente de Arriba, el Pozo Nuevo, la Fuente de los Caballeros....
Destacar que la mayoría de las casas del municipio cuenta con pozos o aljibes.
Flora.
La vegetación está dominada por las encinas y los alcornoques. La mayor parte del territorio está ocupado por dehesas muy aclaradas y pastos, en las zonas más próximas al núcleo poblacional predomina el olivar.
La zona más representativa, en cuanto a vegetación se refiere, es la Cabeza Araya, dominada por grandes encinas y alcornoques.
Entre Navas y Garrovillas se extiende un singular bosque de pino piñonero (Pinus Pinea) único en toda esta comarca, quedando algunos ejemplares dispersos en los límites de la localidad.
Fauna.
En la fauna destacan las especies habituales de caza menor, perdiz, liebre y conejo. Abunda la cigüeña blanca y no falta la cigüeña negra. La primera anida en el pueblo y alrededores; la segunda, en el pinar de pinos piñoneros.
Las grullas y las palomas acuden todos los años a la bellota de invierno y las tórtolas al trigo de verano. Las avefrías y muchas anátidas hacen aquí la invernada. Entre las rapaces sobresalen el cernícalo, los milanos y el águila calzada.
Últimamente se observa presencia de jabalí y meloncillo, especies hasta ahora inéditas en el municipio. No resulta raro ver jinetas y gato montés.
Los reptiles y anfibios son cada vez menos abundantes, destacan los marrajos, salamandras, lagartos ocelados, las culebras de escalera y las de agua y los galápagos. Se pesca tencas o carpín en la Laguna y en el embalse.